Image

Mientras Tanto – Los Papeles de Panama

Nido del escorpiones

mientras tantoMientras tanto, quién no escuchó la fábula atribuida a Esopo La Rana y el escorpión. Cuenta que el escorpión le pide a una rana que lo ayude a cruzar el río so promesa de no hacerle ningún daño. La rana, le desconfía y se lo advierte, “si me picás nos hundimos los dos”. Finalmente la rana accede y permite al escorpión subirse a babucha. Cuando están a mitad del río, el escorpión pica a la rana. Ésta le pregunta incrédula “¿cómo pudiste hacer algo así?, nos morimos“, y el escorpión contesta: “no tuve elección, está en mi naturaleza“.

La moraleja, simple, nos indica que no podés engañarte con alguien cuya naturaleza esté clara; porque tarde o temprano sacará su maldad sin importarle las consecuencias de sus actos, incluso a costa de dañarse a sí mismo.

No transparentes que se enturbia…

Este gobierno no tiene escrúpulos, no solo no niegan lo que hacen, sino que, mediante una dialéctica cínica, lo transforman en una virtud. Uno los escucha hablar de pobreza cero, trabajo digno y lucha contra la inflación y queda pasmado, como si, proponiéndose ir a Mar del Plata, asegurasen que el camino correcto es por ruta 9 pasando por Quitilipi. Como si la inflación del 25% acumulada, la devaluación del 50%, la incorporación de 1,4 millones de nuevos pobres y los 200.000 despidos, todo este record conseguido en solo 100 días, sea para el beneficio de los más vulnerables, como dijo Prat Gay. Pero para dejarnos absolutamente turulatos, hablan de terminar con la corrupción desde un Olimpo aséptico, que muestra la hilacha con cada comentario de sus referentes.

Mientras tanto, aparecen los Panamá Papers y Marquitos Peña naturaliza la posibilidad de la existencia de unas cuentas fantasmas, como algo de uso habitual, casi coloquial; ¿no entienden estúpidos? El exagerado escudo mediático empieza a resquebrajarse y hasta los que llevaron a Macri a la presidencia, no encuentran la manera de dibujar lo que pasa. Los periodistas no repreguntan, le tiran centros, se dejan cabecear debajo del arco, y así y todo, sale cómodo, sin un pequeño rastro de arrepentimiento o preocupación. Inocente.

Mientras tanto, aparece la noticia de que en 2013 Macri viajó a Panamá con su ladero Néstor Grindetti y con Rogelio Frigerio para reunirse con el BID. Sería un dato aislado si no existiese el asunto Panamá Papers. El BID es un banco dedicado a fondear a países de Latinoamérica, que tiene su sede central en Washington, pero se eligió una sucursal en un paraíso fiscal como Panamá… Grindetti, que entre julio de 2010 y junio de 2013, tenía un poder legal sobre Mercier International SA, para gestionar fondos de la compañía depositados en el banco suizo Clariden Leu Limited. Las únicas acciones de Mercier eran al portador, un tipo de acciones que ayudan a ocultar la titularidad de las sociedades. Hmmmmm…

Mientras tanto, Laura Alonso, secretaria de Ética Pública, Transparencia y Lucha contra la Corrupción, secretaria contra toda ética pública y transparencia, secretaria con falta de experticia e impuesta por DNU ajustando la ley a su perfil; sale a defender al presidente en lugar de comunicar una profunda investigación.

Mientras tanto, el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, está procesado por presunto delito económico durante el denominado “megacanje”.

Mientras tanto, el Ministro Prat Gay, investigado por la evasión y fuga de divisas en su rol de apoderado de Amalia Lacroze de Fortabat, está buscando inversores que, curiosamente, tienen también capitales fondeados en Panamá y negocia con fondos buitres a una velocidad inusitada y a costos inmensurables.

Mientras tanto, se evita recordar que cuando Carlos Melconián, el actual Presidente del Banco de la Nación, era jefe del Departamento de Deuda Externa del Banco Central, ayudó a detener las investigaciones de lavados y autopréstamos por miles de millones de dólares.

Mientras tanto, se desguazaron los entes de control anti lavado UFI (Unidad de Información Financiera), dejando al garete causas como HSBC, justamente, por lavado de dinero, que incluye a varios empresarios argentinos de los más reconocidos. Hoy no existe más el ente… Y en los Papers de Panamá hay unos cien empresarios argentinos, cuyos nombres, la prensa libre e independiente está ocultando.

Mientras tanto, todos los ministros de áreas clave provienen de las corporaciones más grandes del país; a decir del Excmo. Sr. Presidente: “los mejores al mando”, dejando un manto de duda sobre qué intereses defienden y para quién trabajan.

Mientras tanto, Mauricio Macri en su Declaración Jurada, declara que le dio un préstamo de 20 millones a su amigo de la infancia, Nicolás “Nicky” Caputo, que acumula contratos con manejos turbios de las licitaciones del Pro. Eso sí, de las empresas fantasma bajo la Dirección de Macri que están apareciendo en los Papers, no hay ninguna declaración. Si no tenía nada que ocultar, ¿por qué no las declaró?

Mientras tanto, aparecen en poquitos medios no hegemónicos, fragmentos del todo, que hablan de manejos de capital poco transparentes en Dragados y Obras Portuarias, Iecsa, Manliba, Pluspetrol, Socma, R.S.Z. y A. Producciones y Sideco Americana, todas empresas del grupo Macri, beneficiadas con condonaciones de deuda, contratos cuestionados, privatizaciones y pesificaciones.

Mientras tanto, nadie menciona que existe un procesamiento por contrabando, dispuesto en 1993 contra Mauricio Macri, en ese entonces presidente de Sevel. Según la DGI, la empresa evadió unos 55 millones de pesos.

Mientras tanto, no podemos dejar de mencionar la denuncia de la Oficina Anticorrupción contra Fernando De la Rúa y varios de sus ministros por fraude a la administración pública, malversación de caudales públicos y negociaciones incompatibles con la función pública, a raíz de dos decretos que favorecieron a los concesionarios de las principales rutas nacionales a empresas del grupo Macri.

Mientras tanto, es justo preguntarse qué es lo que están cocinando, porque en este estado de cosas, y con los antecedentes de todos estos escorpiones mencionados, no sería raro que formen parte de los fondos buitres y que el plan maquiavélico con el que van a endeudar a los nietos de tus hijos, no sea otra cosa que un retiro de regalías después de 10 años de resistencia kirchnerista, con el que nos vamos a hundir cuando lleguemos a mitad del rio, porque está en su naturaleza cometer cualquier tropelía por dinero.

Mientras tanto, lo que si queda claro es que no hay autoridad moral para hablar del gobierno que se fue.