Image

678 Lo agresivo no es la realidad sino el formato.

678 a la Parrilla

Tan sesudo título no pertenece a la absurda creatividad que me arrogo, sino a la rendición incondicional ante la evidencia; el Encargado del Área de Medios Públicos Lombardi dixit: “Yo voy a garantizar la libertad de expresión. Todos los periodistas que participan en 678 van a tener lugar, pero en un formato no agresivo. El programa es muy agresivo”. Mientras le tiraba unos “maníes” al monito del formato, desfilaba a sus espaldas el elefante de la realidad, ese animalito dócil con que se entrenan domadores, equilibristas y más de un payaso y que tiene embobados a la gente que los mira. Y como corolario de su pensamiento objetivo, que contiene la verdad única e irrefutable agregó agitando su dedo índice en gesto de admonición: “Fue un mal programa porque se dedicó a agredir”.

678 - Tarjeta roja

Hernán Santiago Lombardi Encargado del Área de Medios Públicos Arte Digital Marcelo G. Urbano

¿Cómo funciona su lógica?: ¿Los programas buenos no son agresivos? ¿Los programas de TN no son agresivos y por eso son buenos? Espero de todo corazón que la respuesta no sea: no pero los de TN no están en un canal público, porque sería hilarante tener que explicarle al mandamás de Medios Públicos que se pone menos plata en la TV pública que en el Grupo Clarín, (Desde julio de 2009 hasta junio de 2015, el Grupo Clarín recibió $219.450.032 de pauta oficial, y Radio y TV argentina $42.133.515. Fuente: Jefatura de Gabinete, Poder Ciudadano y Fundación LED / Producción periodística: Crettaz / Análisis de datos: Bouret / Dataviz: Trigo Viera) y que en todo caso a los periodistas de 678 les paga una productora que, ¡oh caramba!, tiene el programa que más factura publicidad para el canal del estado!

Hernán Santiago Lombardi,  ingeniero civil, empresario y político, graduado en Ingeniería y posgraduado en marketing y en economía, es medio pelado, tiene cara de tujes y por momentos parece incómodo con el sacrificio al que el PRO lo ha condenado. Admite que hubiese preferido otra responsabilidad y, la que le han dado, la ha tomado con cierta resignación que se percibe en su retórica.

Cuesta asociarlo al pensamiento naif, resulta difícil creer que no quiere dividir a 678 para gobernar; que tampoco piensa en 678 como un monstruo peligroso al que hay que desmembrar para evitar que las partes del todo tengan el mismo efecto que el todo. Lombardi parece buena persona y resulta pertinente invitarlo a escuchar otros enfoques, de gente que no le avivará las brasas con chorritos de querosén como los figurones del Trece que ya huelen sangre. Quién no oyó el alarido de la gente en la despedida a Cristina entonando 678 como si fuese la marcha peronista. Por lo menos invita a preguntarse a cual prensa le cree el 49% de gente que no votó a Mauricio. Habrá de reflexionar Lombardi por qué nadie gritaría en la Plaza de Mayo por Nelson Castro, Boneli, Lanata o Majul.

678 al Horno

“678 es muy agresivo, en él se zarandeó a mucha gente” dijo Lombardi en un programa de Telesur a Victor Hugo Morales. Zarandeo, en tanto ajetreo de la verdad, meneo de archivos, sacudida de contradicciones e incoherencias, traqueteo de mentiras, agitación de términos como Poder Real, Opo y Corpo, términos que jamás serán pronunciados en medios como los denominados hegemónicos. Por lo menos eso intentó definir Víctor Hugo con otras palabras y muy buena onda, mientras el Encargado del Área de Medios Públicos negaba con la cabeza y daba por innegable su juicio impoluto e invitaba al uruguayo a ver juntos un par de programas para comprobar que lo que él creía era la verdad revelada. En un momento se le escapó que tenía algo personal porque parece que no le dieron un derecho a réplica pero corrigió al instante, aunque involuntariamente llenó el espacio de duda.

Cuando Lombardi afirma que “la tv pública será pluralista, sin más escraches ni agresión” levanta un dilema existencial. ¿Cómo se podrán defender los funcionarios salientes de los escraches y agresiones que parten de a carradas desde la mesa de los domingos, desde los programas de TN y el resto de los 300 medios del grupo? Quizá piense que se lo merecen. Los Leucocitos, los Fabianisitos, desde los llanitos, a dos vocecitas, despachándose en la descripción del relato oficial recargado 4.0. Y encima, con Oscar Aguad lacerando la ley de medios, metiendo cuñas para asegurarle el negocio a Clarín y sus satélites, y cobrándose la primera partida de favores por los cuales apoyó al PRO y por los que retornará a reclamar sucesivas partidas hasta ahogarlo, y si no, el medio le caerá con su bieldo asesino, con sus alfiles, sus torres, su rey y sus caballos. 678 y algunos programas de extracción peronista son hasta un refugio para el PRO si un día vienen por ellos, lo cual ocurrirá en cuanto amenacen hacer algo que pueda perjudicar sus intereses, a menos, claro, que el PRO ya tenga el guión escrito por Magnetto y lo estén cumpliendo al pie de la letra y no necesiten defenderse porque forman parte de lo mismo.

Su objetivo, como claramente expresó, es “preservar la unidad” de los argentinos. Las cuestiones de “revanchismo gorila” no van a tener lugar. Tampoco ciertas tendencias del Kirchnerismo de considerarse una “resistencia”. Yo me pregunto de qué unidad de los argentinos hablamos o en qué Argentina vive este funcionario, si al revanchismo gorila al que hace referencia no abarca el escrache a Cristina de los vecinos de Barrio Norte ni el desalojo de este fin de semana a la Unidad Básica de la Cámpora en Vicente López. Y ya que estamos, fíjense cuánto tiempo le dedicó el Grupo a estas noticias y tendrá la respuesta al dilema. Respecto de la resistencia, eso es una batalla perdida si pretende embestirla por algún misterioso ademán legal, porque la épica propia del peronismo y vigente en el kirchnerismo, no se termina ni por decreto, ni por voluntad de un funcionario, y lejos de espantarse, se alimenta del conflicto. Así que si quiere ganarse enemigos, trate de impedirle a la gente que manifieste su resistencia.

678 en Ensalada.

Hoy sabemos que no le van a renovar el contrato en 2016. Prefiero pensar que todo este barullo se debe a la inexperiencia del nuevo funcionario, que necesita acomodarse en su sillón y admitamos que el dilema es de difícil resolución. Aspiramos a que se llame a la reflexión y convenza a los que le resuellan como gorilas en el cuello, de que lo mejor es que la ahora oposición se exprese como crea conveniente. Por otro lado, si levanta 678 cargará en su mochila el karma inolvidable de convertirlos en la primera víctima de la censura macrista.

Marcelo Urbano Escritor