Image

EN ESTE PAÍS YA NO SE PUEDE NI PROFETIZAR…

El Oráculo Redrado - Fotocomposición by Marcelo G. UrbanoLlega fin de año y es momento de balances, dijo la gorda cuando bajaba de la báscula. Al final, uno escucha a Redrado, a Sturzenegger, Cavallo, Melconián y los entiende. Este país es tan impredecible, que uno no puede profetizar tranquilo. Y esto seguro que es una confabulación Kirchnerista que con tal de no dar el brazo a torcer, hace lo contrario de lo que dicen los más importantes economistas argentinos. Y no quiero excluir a medios que se las saben todas, políticos que apagan el fuego con nafta super y sindicalistas que se hermanan cada vez más con las causas de las bases como “Barriohuevo”, porque cuando presagian, tienen más aciertos que el Servicio Meteorológico Nacional., que la delantera de Quilmes o que Chupete De La Rúa.
Una virtud comparten los agoreros “in shore”: El arte de pifiar con disimulo. Se despliega el escudo virtual de los medios hegemónicos y les allanan el camino, de rendiciones de cuenta, de comparaciones odiosas, de enumeración de yerros, porque es importante proteger el dogma. Lo prodigioso de este loop es que los malos augurios para el año siguiente se repetirán y algunos lectores verticalistas se angustiarán porque les creen ciegamente, mientras se culpa al gobierno por derrochar la economía argentina incluyendo a más gente.
Repasando el horóscopo del dólar oficial, del dólar blue, de las reservas, la inflación y el desempleo, la tasa badlar, la balanza comercial, el déficit fiscal, y el desenlace de Guapas,  encuentro siempre los mismos Oráculos: Artana, Redrado, Bulat y tantos otros y me acuerdo de Horangel. Los que peinan canas como yo, sabrán de qué hablo: Los Doce del Signo, por canal 9. Estos economistas son Los Doce del Signo Pesos y tiran al pichón tanto pescado podrido, que en realidad queda de manifiesto que sus predicciones son en verdad expresiones de deseo y casualmente, afectan sus intereses particulares. Es decir, que el vaticino no es sonso.
Más aburridos que mono en un bonsái, terminaron el Pollo Sobrero y Luisito Barriohuevo, a quienes tampoco les funcionaron los anuncios de saqueos, la ola de conflictos sociales para diciembre, ni la degradación de los materiales del Ferrocarril Sarmiento respectivamente.
La seguidilla de 173 tapas de La Nación sobre la lluvia de juicios ocasionados por los fondos buitre, incluyendo el inolvidable Revés Definitivo, que nos dejaría con el ocote mirando al norte, pidiendo por favor xilocaína viscosa. Las páginas web fatality como Inversor Global, que promocionan el Fin de la Argentina y enseñan a sus seguidores los secretos para esquivar al fisco, comprar dólares evadiendo la barrera legal, y a criar aves de rapiña en la terraza. Son los que bregan por que el Gobierno no insista con las medidas de modificación y actualización de la ley de abastecimiento, la aplicación de la ley antiterrorista, y el “abuso” de herramientas fiscales y monetarias. Verdaderas joyas sociales para quienes los impuestos no son obligaciones sino inexorables donaciones humanitarias forzadas.
Y las debacles del consumo, donde no ingresan las estadísticas del record en el mercado turístico, del crecimiento del comercio minorista y del petróleo que aún con la baja del precio internacional en el último trimestre pudo mantener un crecimiento anual importante. Que ignora la  desaceleración de los índices inflacionarios, ahora con una medición auditada hasta por el querido FMI Kirchnerista, alcanzando un anualizado de 23,9% en el mes de diciembre. No comprenden que sus predicciones tienen menos futuro que un rollo de higiénico.
Ni hablar del default. La Real Academia Española, La literatura Económica Global y Los Libros de Harry Potter, son capaces de asegurar que el default es la suspensión  de pagos en la  que un prestatario, de manera unilateral, define no hacer frente a las obligaciones legales que tiene con sus acreedores. Sin embargo, algunos cráneos de la economía liberal, los medios hegemónicos y Majul colgado de la cornisa, insertaron contra natura que la crisis con los holdouts, define una nueva forma de llamar al fenómeno argentino: Default Virtual.
El astrólogo Asdrúbal pronosticó una ola de ataques de nervios producidos entre opositores, medios hegemónicos y PROctólogos Massistas, por la negociación con el Club de París, los apoyos manifestados por los BRICS, a una Argentina desconectada del mundo, que forma parte de UNASUR y cerró convenios con China que se desembolsaron en tiempo y forma.  Y la epidemia de infartos cuando el Blue tocó el piso de $12,45; por suerte para ellos hoy está a $13,55 que es más cercano a los $17.00 que propiciaron estos sátrapas desde febrero. Pero te miran a los ojos desde el escenario de TN y sin que les tiemble la pera te dicen: deshacete de las acciones de YPF;  se viene una devaluación del dólar oficial, están discutiendo la forma; diciembre es cuando la base monetaria explota en Argentina”, los morrones verdes chicos están a $12,00, una tragedia.
Han machacado todo el año con el déficit en el consumo, pero no te informan sobre el éxito del plan Procreauto, y la implementación del “Ahora 12”, que mantuvieron el consumo en alza e hicieron cerrar el último trimestre del año 2,5%. Minimizan el plan Precios Cuidados y para empequeñecer el crecimiento en las ventas navideñas con respecto al año pasado, inventaron costos siderales de arbolitos de navidad. Si no fuese tan terrible, daría risa. El Oráculo Redrado - Fotocomposición by Marcelo G. Urbano
La nafta que iba a estar a $16:00 para fin de año, resulta que cierra a $12,35 y para colmo el 1 de enero baja un 5%. Argentina termina el año con un nivel de reservas superior a los 31.000 millones de dólares, la cifra más alta del año y casi 4.000 millones de dólares superior al piso registrado a fines de marzo pasado, cuando se ubicó en 26.729 millones de dólares.  Y no se dejó torcer ni un grado sus objetivos, con todas las dificultades, problemas globales, pañales cargados y contradicciones.
Y Argentina, la que no acata el fallo de la corte, que no iba a recibir inversiones y hasta iba a resignar Vaca Muerta,  vio como YPF firmaba un nuevo acuerdo de inversión definitivo para el desarrollo de hidrocarburos no convencionales y lleva más de 270 pozos perforados en el lugar.  La petrolera estatal ya tiene 23 equipos de perforación activos para el desarrollo y explotación de recursos no convencionales y junto a sus socios ya se ha invertido alrededor de 3000 millones de dólares para el desarrollo de petróleo y gas no convencional en el país.
Llegó el momento de desearles un feliz 2015. Confíen, tengan fe, no desesperen, elijan la paz del hogar antes que conceder a los agoreros de la patria negra, un segundo de atención y un mínimo de angustia. No porque todo está bien, sino porque lo que falta es menos que antes.