Image

POBRE POR UN DÍA

Paul Singer Poor - Fotocomposición by Marcelo G. UrbanoLa noticia es que cae la cláusula RUFO (Rights Upon Future Offers) o (Romper Upites Facilita Obediencia) y los fondos buitre quieren sumar u$s 4400 millones más en reclamos. No conformes con exigir que Argentina entregue 1.300 millones de dólares por un bono “basura” que compraron a 40, vienen por más. Utilizan una gramática florida“manejamos dinero de fondos de pensión, 
organizaciones de caridad, universidades e individuos”. 
y “no recibimos un centavo en 13 años”. Si dan ganas de depositar unas monedas en el sombrero y pedirles bendiciones… Y no tienen 
en cuenta los costos humanos porque para ellos, ninguno de los argentinos tenemos valor, y cuando  digo ninguno de los argentinos incluyo a los opinadores de cabotaje que están de acuerdo con los fondos buitre y que creen ingenuamente que no serán damnificados. 
La cláusula, que expira el 31 de diciembre de 2014, y traba cualquier intento de acuerdo exclusivo y minoritario antes de esa fecha, podría también dar lugar a responsabilidades civiles y criminales bajo la ley argentina, o servir como base para juicios políticos a compatriotas a quienes se les encomendó la responsabilidad de resolver este asunto. El tema es qué ocurrirá el día después. Tal y como se presenta la timba, existe un peligro latente de que una vez caída la cláusula y realizado un eventual acuerdo con los buitres, los tenedores “normales” se presenten ante los tribunales de EEUU y exijan igualdad de derechos… Y se los otorguen, porque ya se han limpiado con los textos de las leyes internacionales antes y todo indica que la mayor utilidad de este conjunto de leyes está más vinculada con el papel higiénico que con el papel impreso. 
Desde que Griesa intentó aplicar su fórmula de pago con la Argentina y atrapó los fondos destinados a los ahorristas, aprendió a dar marcha atrás con ojotas y generó una aberración tiempo – espacio que ni en la Dimensión desconocida, ni en The Big Bang Theory, ni en el Diario de Mariana en el Trece, hubiesen podido pergeñar, aún en sus más delirantes elucubraciones.  Porque convengamos que hay que ser retorcido para generar un limbo jurídico en las leyes europea y estadounidense, sorprendiendo incluso a los directivos del Bank of New York, fauna del mismo palo, que vive en las mismas hierbas y se alimenta con las mismas larvas. Quedó expuesto como lo que es, un anciano que debiera dedicar mayor tiempo y calidad de vida a sus nietos, que debiera entregarse a la fatalidad biológica con tranquilidad y reposo, y por sobre todo dejarse de joder con cosas que no termina de entender ni medir el daño que hace. 
Esto permitió interpretar, para el resto de la humanidad, que incluye al FMI, al G20, las Naciones Unidas, laOEA, los BRICS, y también a economistas reconocidos, la ONG Jubileo, al Parlamento Inglés, alG77+China, e incluso al Papa; que existen en los anales de la especulación financiera, solo dos clases de individuos: holdouts buenos y holdouts malos, clasificación binaria de importancia geográfica, diplomacia hegemónica y sinrazón jurídica. Y al que no alcance a entender este fenómeno correrá serio peligro de ser acusado de desacato por Sir Gaga… 
Assbook - Fotocomposición by Marcelo G. UrbanoFue entonces cuando nuestro querido Paul Singer, escribió en la piedra filosofal de la historia, una frase que lo elevó a la estatura de filósofo universal, gurú de las ciencias económicas, sacerdote umbanda de los Adoradores de la Sagrada Moneda: “Argentina confunde una disputa comercial con una discusión sobre la dignidad nacional”. Resulta extraño que Singer pueda meter los términos “Dignidad” y “Nacional” en la misma frase… Como si él tuviera mucho stock de todo esto… y junto… O como si tuviese patria.
Este tótem con cara tallada en granito, es capaz de promover un ataque con misiles sobre la Casa Rosada, expropiar a argentinos que viven en EEUU y patearle el tarro al cieguito que mendiga en el Metro. En su avara búsqueda de lugares para rapiñar “el todo”, le viene bien lo que haya en un banco, en un monasterio jesuita o en la Asociación de Socorros Mutuos.  Y lo más triste es que nadie lo detiene. Irritan: su impunidad, su libertad de movimiento, la comprensión y apoyo corporativo de adentro y de afuera; y la voluntaria ignorancia de pecado e incompetencia ética, con la que se sale con la suya, siempre.  Es como un pelo de la nariz, asoma apenitas pero te hace fruncir hasta el ojete. 
Si yo fuese Dios, condenaría a Singer a experimentar lo que se siente… ¿Se imaginan..?
En un esfuerzo descomunal, la Televisión Pública prepara un reality que va a achicharrar los garbanzos: Pobre Por Un Día: un pedazo de la vida diaria, en donde el protagonista busca laburo con un diario bajo el brazo y le cierran la puerta usándole la nariz como burlete. Un descarnado ensayo en donde un patriota americano habituado al caviar de beluga, debe manducarse un plato de arroz doble cero corto, tipo japonés, sin condimentos. El primer participante del ciclo es Paul Singer, apellido de máquina de coser a pedal, Singer…minar,  Singer… micida. El programa cuenta con unas simpáticas mascotas, unos buitrecitos que nacerán y volarán solos y si no lo logran, se estrellarán, y pasaremos a otras cosas.
La inefable conducción de Jorge Rial, tratando de permanecer imparcial, todo lo que se pueda, pero guardando muy bien todo lo que sabe. Luis Majul hará las veces de coach del protagonista, como el garante de la libertad de expresión desde el lugar heroico del periodista perseguido por la AFIP y censurado por la publicidad estatal“. No se pierda Pobre Por Un Día: la consagración de la justicia divina…  O seguilo en Assbook una red social repleta de enemigos que ponen Te Odio, acusan  a todos y comparten insultos. 

El autismo voraz que inspira a Singer y sus pajarracos, es como un anteojo con culo de botella de tres aumentos más que lo que el miope necesita. Todo es un borroso contexto de sombras y siluetas deformadas, que lo hace tropezar con la pared sin inmutarse y donde las letras son gruesos trazados ilegibles. Pero sirve a la confusión, a la victimización, para mostrarle a todos que es un pobre rico desbordado por el poder… Y la lección universal que se augura a esta nación prepotente, odiosa y desobediente, deberá servir de escarmiento para toda la posteridad. 
SI esto sucede o no sucede, igual habrá un antes y un después. Es un milagro histórico, donde el resultado es independiente del suceso. Argentina decidió pararse y hacer frente. Luego deberá encontrar la forma de pagar, y el volumen caerá sobre las espaldas de los argentinos. El tema es si además de arriar la economía, se llevará puesta nuestra integridad… Ojalá logremos resistir lo que viene.