Image

UNA PINTURA DE HOMBRE

Oda Telúrica

Mural

I 
Al partir el colectivo
por el camino a Devoto  
me cacho en este alboroto
por no ser expeditivo.  
II
Era un valiente doncel  
montado en ciclomotor  
con chaleco protector 
balde, fratacho y pincel, 
que se cree en un corcel
como un Templario señor
pero que es solo un pintor
que pinta por arancel.
III
Volví esa noche a mi hogar
y comprobé con horror 
que el contratado pintor
no terminó de pintar
IV
El comedor un chiquero 
la cocina un lodazal, 
pintaba “de comensal”.
Se manducó hasta el puchero,
se acobachó en el ropero
fingiendo entorsis dorsal,
y en maniobra colosal,
lo tengo de compañero.

Moraleja:
Si pintas pa’ solitario,
o te sentís una ameba,  
cobarde el que se amanceba…
y vaya como corolario:
lo escondiste en el armario,
no es macho el que no lo prueba.