Image

LA UTOPÍA DEL CAPITALISMO POBRE.

Grafico de piramide social by Marcelo UrbanoLa base de la pirámide es más o menos el culo geométrico de las clases sociales. Alguien inventó un gráfico en forma de triangulito que dividió en varias capas a saber: A1, B1, C1, C2, C3, y así con la D y con la E, etc.  Para ponerlos en los extremos, Bulgueroni o Pérez Companc son A1 (cuatro o cinco ejemplares en la fauna que son dueños del 80% de las cosas valiosas). En las antípodas tenemos un habitante típico de los fondos del conurbano bonaerense que es E3, dueño de nada, desayuna con suerte, come carne cuando se muerde las cutículas. No le dan crédito ni en el banco de datos, lo único que puede mantener con lo que gana es una charla. Es descripto socialmente como persona capacitada para respirar, beber agua y comer, mantener el equilibro del PH y la temperatura corporal, dormir, descansar y eliminar los desechos tóxicos del cuerpo, evitar el dolor y tener relaciones sexuales. Esta descripción no es chiste, es textual, para la estadística basada en la pirpámide de Maslow, un pobre es más o menos un tipo que come, caga, ejercita el coito con alta frecuencia y duerme… Nada más…
Lo cierto es que los pobres son muchos y parece que esto es al mismo tiempo lo verdaderamente interesante. Hay un gurú de nombre C.K. Prahalad, que ha inventado un nuevo credo dentro del capitalismo para el que, lo que importa es el consumo y si no podés pagarlo, te fabricamos algo a medida. Haciendo un rápido paso por la teoría, existen: capitalismo competitivo, capitalismo monopolista,capitalismo de Estado, capitalismo de las transnacionales, capitalismo liberal manchesteriano,capitalismo directorial, neocapitalismo, economía social de mercado, sistemas de economía mixta. A partir de este nuevo credo, tendremos que hablar del capitalismo pobre. Qué contrasentido ¿no?
By MorguefileMuy difícil de creer resulta el argumento de la inclusión, porque desde todo punto de vista, parecen haber descubierto que hasta a un pobre se le puede sacar el jugo.  Cuesta creerlo porque cuando contaron las peras de los que no entraban en la estadística mundial, se encontraron con 4 mil millones de personas y se les hizo agua a la boca. Desde el mismo punto de vista, cuando pasamos por la teoría, encontramos:pobreza individual, pobreza colectiva, pobreza cíclica, y también pobreza absoluta y pobreza relativa. A partir de ahora habrá que resignarse a pensar en una pobreza capitalista 
El problema es que estos pobres viven con un promedio de 4 dólares diarios y la industria tendrá que hacer una ingeniería maquiavélica para lograr con ese importe un rendimiento que le permita: alimentarse, vestirse y con igual derecho que los que más tienen, educarse, tener salud y derecho al ocio, a distraerse y a cierto mínimo confort.  Existen ejemplos positivos de negocios en la base de la pirámide y hay que esperar los resultados antes de emitir una opinión tajante.
Por suerte este nuevo credo capitalista nos mostrará empresarios con un corazón noble y exagerada responsabilidad social, dispuestos a cambiar la tendencia y dejar o morigerar su foco en el ABC1 C2 para concentrar o dirigir parte de sus esfuerzos hacia los pobres. Contribuirán con países como los de la UNASUR  para eliminar la pobreza, ayudando en el desarrollo de las capacidades de producción de los pobres e incentivado el consumo. 
En Argentina la UIA ya vislumbra años de apoyo a toda medida de gobierno tendiente a beneficiar a los sectores más perjudicados, prometen no volverse a quejar de las regulaciones y el intervencionismo, y aplauden a rabiar la conducción de Piñón Fijo en las fiestas del Día de la Industria.
Una advertencia al lector pedestre. Mucho cuidado, sería bochornoso que cambies algunas costumbres de consumo e intentes vivir con 4 dólares diarios… No te conviertas en un pobre capitalista.